Header Ads

Reseña de El invierno en tu rostro, Carla Montero

¡Hola! ¿Cómo están?
Hoy es viernes y toca reseña. Este es uno de los últimos libros que leí el año pasado, que me llevó bastante tiempo terminarlo, pero me encantó.


El invierno en tu rostro
Carla Montero
Editorial Grijalbo
768 páginas

Ficción histórica / Romance


Aventura, amor y guerra en el tablero de ajedrez del cruento siglo XX: la novela más personal de la autora de La Tabla Esmeralda.


En un pueblo de montaña los hermanastros Lena y Guillén viven una existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas.

El estallido de la Guerra Civil sorprende a Lena en Oviedo y a Guillén en Francia, quien, angustiado por la suerte de la mujer que ama, inicia un arriesgado viaje a través de un país asolado por la contienda para reunirse con ella. Sin embargo, la guerra pone a prueba su amor: Lena se ha convertido en enfermera voluntaria del bando sublevado y resiste en una ciudad sitiada por las fuerzas republicanas; Guillén forma parte de esas fuerzas que estrangulan la ciudad.

Más tarde, Lena y Guillén vivirán de primera mano los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y seguirán en bandos opuestos: él en la resistencia contra el nazismo y ella como enfermera de la División Azul. Y aunque sus destinos volverán a cruzarse tanto en la Varsovia aplastada por los nazis como en la exuberante Tánger de los años cuarenta o en el dramático escenario de la posguerra española, siempre estarán condenados a enfrentarse al mismo dilema: ¿Cómo pueden amarse cuando sus voluntades políticas y sus trayectorias vitales han tomado caminos tan distintos? 


El invierno en tu rostro es una historia que llegó a mi por casualidad. Ni siquiera pensaba leerlo, pero me enteré que era ficción histórica y enseguida lo leí, porque suelo disfrutar mucho este tipo de lecturas y este fue el caso.


La historia empieza con una familia que vive en un pueblo de España. Guillen, el hijo mayor, encuentra en el bosque una avioneta francesa que, por desgracia, se cayó del cielo y todos murieron. La esposa del piloto, francesa también, viene hasta al pueblo a invitarlo al joven a irse con ella, que así recibirá una educación mejor. Él deja su familia y se va. Al poco tiempo se reencuentra con su hermanastra Lena y empieza a surgir algo entre ellos.

Desde el primer momento me interesé mucho por la trama. La narración hace que te intereses y quieras saber más de ella, aunque al principio sentía que leía muy lento y es porque es un libro bastante largo.

Me sorprendió como cuenta TANTAS cosas. El libro empieza cuando ambos protagonistas, Guillen y Lena, son adolescentes y termina cuando están bastante mayores. Y este creo que es uno de los puntos más fuertes de la novela, al contener tanto tiempo en él puede desarrollar muy bien los personajes, hacerlos crecer y encariñarnos con ellos. Por esto mismo me han encantado ambos, y también los secundarios. Había momentos en que me molestaban las actitudes de Lena o de Guillen, pero es que la historia misma hacía que se comportaran de manera estúpida, como los humanos mismos.

El amor es como una herida, sin remedio deja cicatriz, pero el dolor acaba remitiendo con el bálsamo del tiempo… Al final de nuestra vida tenemos el cuerpo completamente marcado de cicatrices porque no podemos vivir sin amar y ser amados.

Hubo una pequeña cosa que me molestó y es que todos los que estaban alrededor de Lena se enamoraran de ella. Era poco creíble, aunque por otro lado era entendible ya que en su mayoría eran soldados que no tenían mucho contacto con mujeres.

Me gustó, aunque fue super inesperado, que hubiera diversidad entre los personajes, tanto de etnia como de orientación sexual. Hay especialmente un personaje femenino, que aparece bien entrada en la historia, que me encantó. Es la libertad de todo tipo en una persona.

Nunca había leído nada sobre la guerra civil española y por eso quizás estaba media perdida al principio. Pero luego comienza con la Segunda Guerra Mundial, de la que conozco bastante, y aún así me sorprendió. Nos cuenta una cara diferente a la que estamos acostumbrados de esta guerra, no es lo típico de campos de concentración, sino que vemos los frentes, las guerrillas, las enfermeras. Y también lo vemos desde diferentes países; España, Francia, Alemania, Rusia. Me encantó esta nueva cara y me gustaría leer más sobre esto.

¿No somos también cómplices los que nos limitamos a ver las cosas pasar como ante una pantalla de cine?, ¿los que acallamos nuestros remordimientos refugiándonos en la mera denuncia y en el falso convencimiento de que la solución está fuera de nuestro alcance?

Hacia el final se crea más tensión entre los protagonistas y esto hace que enganche más y más. La última parte me la leí del tirón justamente por esto, no podía esperar a saber cómo iba a terminar todo esto. Y la verdad que el final fue una decepción. Me dejó un muy mal sabor de boca y hubiera preferido que la autora se hubiera tirado más al cliché. Me dio pena que no terminara como yo quería porque estos personajes me habían acompañado por un poco más de un mes, ya sentía mucho cariño por ellos.

El invierno en tu rostro es una ficción histórica muy bien documentada, una historia que transcurre a lo largo de muchos años, entre guerras, que nos lleva a conocer y encariñarnos con dos protagonistas, muy diferentes y muy bien construídos.

Y eso es todo por hoy.
¿Has leído esta novela? ¿Te interesaría hacerlo?
¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Hola!!
    La tengo en la estantería, a ver cuando me animo.
    Gracias por la reseña.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala le des una oportunidad pronto, seguro que lo disfrutas.
      Un beso :D

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    No me preocupa el principio lento, no suelen molestarme especialmente, y la trama que tiene y el contexto histórico me llaman bastante. Eso sí, creo que me va a molestar de sobremanera el hecho de que todo hombre que pasa por el libro se enamore de la protagonista, es algo que me toca mucho las narices cuando pasa en un libro...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Parece ser una linda ficción histórica, yo no sé si lo leería porque si bien no me molesta el género (de hecho me simpatiza un poco) no lo pondría en mis prioridades xD
    Una lástima por el final, a veces buscan sorprender por algún giro loco y no a todos deja contentos.
    Besos desde El Refugio del Dragón de Tierra!

    ResponderEliminar